Aunque no hay espacio en Olimpia para él, Carlos Pineda sueña con volver para triunfar

A pesar que  en el último torneo no tuvo participación con “Los Lobos” de la UPN, Pineda ha recibido varias propuestas para salir del Olimpia. Pero su contrato con los albos le impide negociar con otros clubes.

Carlos Pineda una promesa del fútbol ausente que busca reivindicarse en Honduras.

Tegucigalpa, Honduras. Hace unos años vislumbró con un estilo de juego muy agradable, sabía darle buen trato al balón, cada vez que pasaba por sus botines, la técnica y el buen manejo de pelota eran sus mejores habilidades, incluso, fue comparado con el jugador del Barcelona, Andrés Iniesta, que en ese tiempo era una moda en fútbol mundial, ha pasado el tiempo y Carlos Pineda, vive un momento desagradable, está condenado a entrenar con las reservas del Olimpia, porque en el primer equipo no hay cupo para el fino volante.

“Espero una respuesta en estos días, sigo esperando que planes, y que soluciones tiene el equipo conmigo, no sé si iré a préstamo o me quedo aquí, no estoy desesperado, me siento tranquilo, al final habrá algo bueno para ambos”, inició contando, Carlitos Pineda en exclusiva a aldesnudodiario.com

El medio campista era la promesa que se buscaba en el fútbol nacional, paso por momentos difíciles, las lesiones no tardaron en llegar para  truncaron las aspiraciones de este talentoso volante, que aún tiene esperanzas de destacar en el fútbol nacional.

En ese sentido, considera que “son cosas que pasan, cada entrenador tiene sus puntos de vista, cada uno tiene sus planes, la situación del equipo ha sido así, debo retomar mi nivel con el que empecé a jugar, después de la lesión, siento que voy mejorando cada día, he agarrado mi peso ideal  y cada día que pasa, me siento bien dentro del campo, me estoy recuperando, me estoy adaptando a la trayectoria del juego”.

Pineda cree que aun hay tiempo para luchar por mejores oportunidades, ya sea en Olimpia u otro club

Carlos, lo que más quiere es jugar, pero sabe que debe esperar el mejor momento, nada depende de él, está atado al Olimpia, aún tiene contrato por dos años. “Si el equipo me tiene acá, y busca darme una nueva oportunidad, está bien, si ellos creen que lo mejor es salir a otro club, igual, me parece la idea, uno depende de lo hará en esta carrera”.

Goza de buenas condiciones, se ha recuperado de una grave lesión, que lo mantuvo varios meses fuera del terreno de juego, no tiene opciones en el primer equipo, sería el momento idóneo de agarrar las maletas y buscar nuevos caminos, encontrar una nueva vida en otro equipo. Carlos, prefiere seguir en el león, tiene sinónimo de conformismo.

“No, para nada, no creo que sea eso, no soy conformista, sólo  hay que esperar y aprovechar una oportunidad, no sé cuándo vendrá, pero estaré listo. Intento hacer un plan a futuro, no puedo ir a un equipo por ir, tampoco será por quedarme por quedarme, tengo que transcender para algo más grande”.

“He tenido posibilidades de ir a otro equipo, se han dado varias platicas, pero el Olimpia es el dueño de mi ficha, debemos hablar para definir los planes. Todo dependerá del club y las intenciones para salir, no tendría sentido irme a otro equipo si me salgo del radar del Olimpia, esa es la razón y el tema a tratar, para saber cuáles son los planes”.

Es un jugador con suficientes habilidades para destacar, pero las lesiones lo han marginado de las canchas

Pineda, no piensa rendirse por ningún motivo y por ninguna razón, sabe de sus condiciones y tiene muy claro lo que tiene que hacer para recuperar su nivel futbolístico, ese estilo que volvió loco a cierto sector del fútbol de Honduras, ese estilo que una vez lo puso en las selecciones menores de Honduras, donde destacó y generó grandes expectativas.

“Verán a un Carlos Pineda, trabajador, muy entusiasmado, tengo como meta mejorar el nivel que una vez tuve. Debo de volver a jugar para ser tomado en cuenta, debo ser paciente, al final, triunfará la capacidad y el trabajo”, asegura el olimpista en el cierre de la entrevista.

El volante, aparte de jugar fútbol profesional, también estudia ingeniería en informática en una universidad privada de Tegucigalpa. Ha logrado sacar casi la mitad de sus  clases, en los próximos tres años, podría terminar la carrera universitaria.ADD